Ejercicio y salud
De Amanda (del día 21/10/2012 a las 22:59:31, en Otros, visto 60184 veces)

 Nos movemos constantemente. Nuestro cuerpo y nuestro cerebro nunca para de moverse. Movimientos involuntarios o voluntarios, conexiones cerebrales que son creadas, respiración que nunca cesa, latidos cardíacos que nunca paran.  Pero ¿Ya has parado para pensar en la relevancia del movimiento en el mantenimiento de la salud? Los ejercicios físicos, por ejemplo, son usados no solo como método preventivo de enfermedades sino también como terapia que puede hasta proporcionar la curación de ciertas afecciones.

 Los ejercicios físicos no son un concepto de una nueva generación, como lo pueden pensar muchos. Las antíguas civilizaciones ya sabían de sus beneficios. Esto nos remite a personajes de épocas pré cristianas, como Hipócrates o Aristóteles que como bien se sabe, han dado fe del uso de ejercicios como herramienta terapéutica.

 Los ejercicios físicos tal como son concebidos frecuentemente (realizados voluntariamente) son solamente una parte del uso de los movimientos corporales en pro de la salud. En realidad, existen muchas maneras de aplicar el movimiento con esta finalidad. A esto se le llama Cinesiterapia. 

 Un terapeuta que ejecuta movimientos en un paciente para que este pueda sacar provecho para su salud está empleado la cinesiterapia. Un grupo de personas reunidas practicando Yoga también. Esta versatilidad nos brinda la oportunidad de emplear diferentes situaciones para mantener y mejorar la salud. Puedes hacer ejercicios de estiramientos en una sola zona del cuerpo, por ejemplo, el cuello (estiramiento analítico) o en varias partes así como en todo el cuerpo (estiramientos globales). Puedes ser movilizado por alguien, por ejemplo en un masaje, o por algo, por ejemplo un aparato de masajes. Puedes realizar ejercicios pasivamente o activamente. La clave es moverse. Y tu salud se verá recompensada. La falta de ejercicios trae consecuencias negativas para el cuerpo y la mente. Las articulaciones se hacen rígidas y van perdiendo rango de movimiento, la musculatura se va volviendo hipotónica y puede comprometer la estabilidad articular y la postura, el tejido subcutaneo se hace flácido y la salud mental también se puede ver comprometida.  Pueden aparecer un sinfín de patologías a consecuencia de la inactividad. En cambio, moverse, estar activo, hacer ejercicios regularmente te llevará a desarrollar las funcionalidades que te son requeridas para todas todas las actividades de la vida diaria.

 Si ya posees alguna enfermedad o estado patológico limitante, busca a un médico que te aconseje sobre qué tipos de ejercicios son más recomendados para tu caso. Pero muévete y da un paso adelante para mejorar tu estado de salud y vivir bien la vida.